Cómo comprar un smartphone sin morir en el intento

¿Qué teléfono compro? ¿Estoy gastando demasiado?. Aquí, una serie de herramientas útiles para que la elección del teléfono que más se ajuste a nosotros.

Por Guillermo Cavojsky

Primero lo primero: hay que segmentar. Los teléfonos se dividen en 3 grandes grupos, gama baja, media y alta. A medida que aumenta el precio, aumenta la gama y las prestaciones, pero no necesariamente es mejor ya que es muy posible que estemos pagando por características que no aprovecharíamos del todo.

La forma más fácil de saber a qué segmento pertenece un dispositivo es de acuerdo al precio, pero como en Argentina los valores están totalmente descontrolados, segmentaremos ligeramente por procesador.

Para la gama baja, existen los Snapdragon sería 4xx, con el 425 como representante de este año. La equivalencia en Mediatek, otro fabricante de procesadores, es la serie MT67xx  y los Exynos 3475 para Samsung.

Estos equipos normalmente tienen un precio accesible y pocas features muy especiales como el desbloqueo facial. Son suficientemente potentes para el día a día, pero nada que nos vuele la cabeza: pantallas modestas y muchas veces enfocan a una excelente autonomía.

Este tipo de móviles están apuntados a personas que se limitan a una comunicación básica, alguna que otra red social y una foto ocasional, ya que en este último apartado no destacan para nada. La gente mayor es en gran parte la que más se encuentra en esta gama, es decir solo necesitan algo que cumpla. Nada de las mejores fotos para Instagram o jugar juegos con gráficos increíbles. Un claro ejemplo de esto es el Motorola moto e5.

Por otro lado, tenemos a la muy conveniente gama media, que lleva procesadores Snapdragon 6xx ( Exynos 78xx para Samsung, Kirin 6xx para Huawei y Helio Pxx para Mediatek).

La gama media tiene tendencia a ser el “sweetspot” en los teléfonos: mejores cámaras, mucho mejor rendimiento, mejor batería. Básicamente es mejor qué la gama baja en todo y la relación precio producto es excelente.

En esta gama ya perdemos casi todos los compromisos: podemos jugar, sacar fotos decentes, buenas pantallas, pero siempre por debajo de los equipos gama alta. En este tipo de móviles se sigue manteniendo esta prioridad a la hora de la duración de batería y hasta muchos equipos pueden dar una experiencia que te hará sentir que no necesitas nada más.

Un excelente exponente es el Xiaomi Mi A2, un equipo hecho en colaboración con Google qué ofrece una experiencia general más que buena a cambio de un precio más que seductor.

Una gama menos conocida y de hecho difícil de conseguir es la gama media alta o media premium. Esta es la que tiene menos exponentes, pero básicamente es una gama media con esteroides.

Son equipos con más potencia y prestaciones más premium qué la gama media, donde su mayor diferencia con la alta yace en pantalla, cámara y potencia general. El mejor ejemplo que se me ocurre de esto son los Xiaomi Mi 8 Lite ( gama media ) y el Mi 8 SE qué es su versión premium. En estos dispositivos encontramos los procesadores Snapdragon 7xx (algunos Helio Pxx por parte Mediatek, Kirin 7xx de Huawei ).

Ahora quedan los “big boys”: la gama alta. Acá «tiramos toda la carne al asador». Es la gama donde las compañías ponen sus mejores y más nuevos procesadores, las mejores pantallas y el factor más diferencial son sus mejores cámaras.

Los procesadores de esta gama son los Snapdragon 8xx ( por parte de Apple es el A12, la gente de Huawei tienen los 9xx, los de Mediatek tienen los Helio Xxx y Samsung con sus flamantes Exynos 98xx ).

Esta gama es básicamente más, en todo sentido, que sus hermanos menores, pero normalmente no son la mejor relación precio producto ya qué tienen un valor de “premium” bastante alto. Sin embargo, sí son los equipos que tienden a envejecer muchísimo mejor que los demás. Un gran ejemplo de estos es el flamante Galaxy s10+, un teléfono que no tiene ningún compromiso, salvo su alto valor.

Ahora sí, ¿qué teléfono comprar ?. El punto de esta guía es qué entiendas, primero, cuánto podés gastar y saber qué es lo que se adecua a tu presupuesto. Una vez que tengas esto claro, intentá pensar qué es lo que necesitás o querés de un teléfono. Cuando tengas las respuestas, te toca pensar qué gama se adecua a esas necesidades con el presupuesto del que dispones.

Luego viene la parte exhaustiva para muchos y divertida para otros: elegir una variedad de equipos que respondan a esas condiciones. Gracias a internet, podemos buscar por ejemplo “moto e5 Plus review” y leer o ver las experiencias de varias usuarios con los equipos que elegiste. Una vez que encuentres el que te convenza y a un precio qué te sirva, no queda más qué comprarlo.

Puede parecer un trabajo arduo, pero es la mejor forma de hacer valer cada centavo que tengamos y no arrepentirse a los meses o días de la compra que ralizamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here