close
Curiosidades

Murió por nadar con un tatuaje recién hecho.

170602182347-01-tattoo-infected-sepsis-death-vibrio-study-super-169

Por no seguir las instrucciones del tatuador, la nueva adición a su piel le costó la vida.

Un hombre estadounidense de 31 años decidió tatuarse una gran ilustración religiosa en su pierna derecha con la frase “Jesus es mi vida”, pero poco sabia que esta obra de arte en su piel seria lo que lo llevaría a la muerte

Como muchos sabrán, al momento de incorporar nueva tinta a la piel, el tatuador brinda instrucciones cruciales para que el tatuaje sane correctamente, por lo que el cuidado de los primeros días son los más importantes. Una de esas instrucciones es mantener la zona cubierta para que no haya ninguna infección.

Cada vez que la aguja toca la piel, deja como una pequeña herida, lo que facilita que entren todo tipo de gérmenes al cuerpo si no se cubre apropiadamente. Cuanto más grande el tatuaje, más expuesto está el cuerpo a una posible infección.

El hombre de Dallas no siguió al pie de la letra el cuidado ideal; no solo no mantuvo limpia la zona después de sacarse la venda, sino que decidió nadar en el Golfo de Mexico 5 días después de tatuarse, obviando completamente que no se debe sumergir un tatuaje nuevo por un tiempo; incluyendo duchas para no exponerlo al agua sucia. Esto permitió que ingresara bacteria a su cuerpo.

Tres dias después, quedó internado con fiebre y dolores severos en ambas piernas y pies, al igual que las zonas del tatuaje extremamente rojas. Su situación empeoró velozmente, su piel se empezó a descolorar y tenia moretones oscuros. No tardó en que su cuerpo empiece a fallar: primero sus riñones, que ya atravesaban un mal estado por tanto consumo de alcohol.

En menos de 12 horas, necesitó la ayuda de un respirado artificial porque la infección se había apoderado también de sus pulmones. Por unas semanas, el hombre se mantuvo vivo por las maquinas y sedado. Después de 18 días, le sacaron el respirador pero, en las siguientes semanas su situación empeoró nuevamente y falleció.

Tags : infeccionmuriótatuaje
Natalia Herrera

The author Natalia Herrera

Leave a Response